Share

Sara, sí, ese era el nombre

Me desvanecí, no recuerdo nada de lo que pasó después, hasta que volví a despertar, ahora en una pequeña y húmeda habitación sin ventanas. Yo estaba maniatada a una silla y en ropa interior. Lloraba y lloraba, tenía miedo, no sabía qué hacer. A mi lado había otra chica, era rubia y de unos 16 años, hubiera sido guapa si no fuera por su triste rostro y su húmeda cara, llena de lágrimas. Esta también estaba en ropa interior. En la habitación no había nadie más, ella y yo éramos las que gobernábamos en ese incómodo instante. Yo la miraba discretamente, no quería que notara mi curiosidad por ella, en cambio la chica miraba al suelo. Aún parecía un poco aturdida por el cloroformo. Al fin me decidí, le pregunté cuál era su nombre. Ella no me contestó, ni siquiera se movió. Volví a intentarlo, esta vez me miró a la cara pero continuó ignorándome. Al ver que no me hablaría le dije “Yo me llamo Laura y tengo 14 años… ¿Tú sabes qué nos harán?”. Ella sin decir nada se encogió de hombros, dándome a entender que tampoco sabía qué nos harían. Como veía que no me daría ningún dato sobre ella me propuse llamarle Sara, sí, ese era el nombre que más le pegaba. Aún recuerdo su cara como si de una fotografía se tratara.

Avatar de Miriam

Miriam

Avatar de Miriam

Latest posts by Miriam (see all)

Conceptos relacionados:

  • ese era el nombre de
  • insalella ese

QR Code

TAL VEZ PUEDA INTERESARTE TAMBIÉN...:

Hola Carlos esta entrada va para ti:

Minecraft es un juego de construccion y supervivencia, es divertido porque puedes matar a muchos monstruos y tambien pudes construir tu propia casa, hay muchos objetos, tienes… Seguir leyendo

Joan Verdú

 

Joan Verdú Fernández es un jugador del Español.
Joan Verdú nacio el 5 de mayo del 1983 es decir que tiene unos 29 años. Nacio en Barcelona.
Joan Verdú mide de… Seguir leyendo

Su madre empezó a quedar y hablar con un hombre llamado Tom, un hombre soltero, sin hijos, con un gran negoció entre sus manos. Él era un hombre agradable, interesante, inteligente y que no le… Seguir leyendo