Share

Mi sobrino se llama Rubén, nació el 29 de diciembre del año pasado: un año y poco más de dos meses. Es súper mono: carita redonda con unas rosadas mejillas, unos ojos grandes y expresivos de color marrón-grisáceo y una menuda boquita. Rubén tiene mucho pelo y es rubio.

Es un niño muy risueño, casi siempre tiene una sonrisa en la cara. También es muy bueno, nunca llora, come mucho sin dar problemas y él solo se entretiene jugando. Tiene una mini piscina de bolas llena de estas y sus juguetes, él va cogiendo bolas o juguetes, los tira, va a cogerlos, los vuelve a tirar y así hasta que se cansa. A Rubén le encanta “ver” la tele, sobre todo los anuncios, cuando está encendida se queda embobado viéndola y si te pones en medio te aparta. Le gusta mucho observar fotografías, cuando las ve empieza a sonreír y señalar, aunque no reconozca las caras. Aún no sabe caminar, pero no porque no le salga, si no porque lo levantas, le coges de las manos y cuando intentas que mueva los pies se tira.

Es muy gracioso porque cuando se pone de pie en el sofá su padre, mi hermano, le dice: siéntate y él lo hace, y cuando le dice: duerme, él se tira en el sofá y cierra los ojos.

Lo quiero muchísimo.

TAL VEZ PUEDA INTERESARTE TAMBIÉN...: